Follando Hotwife

Hotwife, su novio el corneador y el marido cornudo

Hotwife es el nombre que se le pone a la mujer de un matrimonio o pareja que busca una tercera persona en la relación para ella.

Es común que los matrimonios que tienen muchos años juntos quieran vivir nuevas experiencias en la cama, e incluir a nuevas personas que les hagan salir de la rutina e incluso les encienda más el fuego sexual.

En mi caso es una pareja amiga, a ella la conocí en el gimnasio, desde el primer momento que la vi me pareció una mujer de bandera.

Poco a poco fui acercándome a ella, de hecho me acerqué más aún cuando vi que tenía anillo de casada.

Fuimos poco a poco haciendo amistad, primero en plan saludo, luego charlita en plan ... bueno ya hemos terminado, la verdad es que ha sido un buen ejercicio, etc

El acercamiento a la Hotwife

Un día me la quedé mirando a las tetas, tiene unas tetas que para su edad están muy bien puestas, y ella me pilló mirándola, pensé que se iba a molestar, pero sonrió.

Así que, había sido una pequeña victoria.

A partir de ese momento vi que cada vez que nos veíamos ella quería pasar tiempo hablando y yo siempre intento hacerla reír, cosa que no es muy difícil porque es una mujer muy risueña.

Hotwife Clase ciclo

Durante varias semanas íbamos congeniando, y un día uno de los chicos que íbamos juntos a hacer spinning comentó de hacer un grupo en Whatsapp para estar en contacto, nos metimos ahí varios y ella estaba ahí.

Contacto Privado

La contacté a ella en privado preguntándole sobre algo de lo que habíamos estado hablando los días anteriores y ella enseguida contesto.

Fuimos estando bastante en contacto y un día me dijo que su marido le había preguntado si yo era su novio, porque parecía que hablaba mucho conmigo.

¿Quieres que sea tu novio? Le pregunté un día, se quedó un rato sin contestar y de pronto me dijo. Si, nos gustaría mucho a mi y a mi marido que seas mi novio.

Hemos fantaseado con la posibilidad de que mi novio me folle delante de mi marido y a los dos nos ha gustado mucho.

De hecho, hemos follado varias veces porque mi marido se pone muy caliente pensando en la posibilidad de verme follar con otro hombre.

La entrada a la Hotwife

Bien, pues a mi me encantaría ser tu novio, y follarte bien follada, eso si, tengo que avisarte que soy un tío muy activo y además soy hasta cierto punto dominante en la cama, me gusta mandar y que me hagan caso.

"Me estás poniendo muy caliente, sólo leer esto que pones en el whatsapp me he humedecido toda".

Ok, ¿te parece si quedamos un día de la semana que viene en la tarde noche para picar algo los tres?

A ellos dos, tanto el cornudo como la hotwife, les pareció una buena idea y organizamos para quedar un día.

Yo la verdad es que estaba un poco nervioso, siempre que voy a quedar con una pareja de hotwife y su marido lo estoy.

Siempre se me vienen las mismas preguntas a la cabeza, ¿Estaré a la altura? ¿haré algo que les moleste? etc.

Y a la vez, me siento excitado y con una gran energía, deseando que llegue el día.

Escojiendo como vestirme para ella

Estuve casi una hora escogiendo la ropa que me iba a poner para la hotwife, una chaqueta sport y unos pantalones tipo chinos.

Y sobre todo, tenía que llamar a mi amiga la floristera para decirle que tenía una cita y que me seleccionase un buen ramo, con rosas amarillas (que a mi normalmente me son bien complicadas de conseguir) y rojas.

Entre medias un par de mensajes, no muchos más, en el whatsapp .... ¿Estás preparada para la gran noche? ...

Respuesta ... Si, estoy muy excitada, soy tu novia hotwife y parezco una quinceañera.

Llego a casa de mi "novia hotwife", llamo al timbre, y abre ella la puerta, con una sonrisa de oreja a oreja.

Llevaba puesto un vestido verde precioso que le definía su figura y se le veía claramente que no llevaba ropa interior.

Ufff Madre mía, me fui empalmando por momentos.

Conociendo al cornudo de la hotwife

Y por supuesto, al entrar me presentó a su esposo, el cornudo de la hotwife, al que le estreche la mano con ganas y que además que tenía ganas de conocer también.

Me invitaron a entrar, una casa muy bonita y muy bien decorada, se veía un toque femenino muy agradable, le dí las flores, y ella me miro con una sonrisa de oreja a oreja, me dio un beso un beso en la mejilla, me agarro la mano y me llevó al salón.

Su marido, el cornudo de la hotwife, se sentó en un sofá que parecía muy cómodo, además se veía que ese era su sitio preferido. 

En el salón

Ella se sentó conmigo en un sofá un poco más largo sin soltarme la mano. En la mesa del centro algo para picar y unas cervezas frías que se veía que terminaban de traer.

Abrimos unas cervezas y dimos algún trago, nos volvimos a sentar y me la quedé mirando, estaba radiante y muy guapa, y en ese momento, ella me beso, directamente y sin mediar palabra.

Me besó una vez más suave para ir besándonos cada vez más intensamente, hasta que nuestras lenguas se juntaron completamente, me encantaba sentir esa lengua que se enlazaba con la mía.

Mientras nos besábamos noté como su mano empezaba a buscar mi entrepierna, me gustaba notar su mano por encima de mi polla, que ya estaba a tono para cualquier cosas, sentía como pasaba su mano una y otra vez por ella. Me excitaba cada vez más.

Empieza la acción con la Hotwife

Poco a poco fue buscando con la ayuda de su otra mano mi cinturón que me desabrochó, el botón de mi pantalón que también soltó y la bragueta de mi pantalón que empezó a bajar suavemente.

Sentía como mi polla salía completamente erguida fuera del pantalón a través de los calzones.

Metió su mano entre mis calzones y me agarró los huevos de una forma intensa y con seguridad, y me los empezó a masturbar.

Hotwife mamando polla

Me encantaba sentir esa sensación mientras mi rabo estaba completamente erguido.

Por un momento miré a su marido y le vi recostado sobre su sofá con los pantalones medio bajados y haciéndose una paja mientras veía el espectáculo de su hotwife conmigo.

La Hotwife y su determinación

Ella me termino de retirar el calzón, me agarró la polla con seguridad y se la metió en la boca. Sentía su lengua pasar sobre mi glande, ufff que maravilla de sensación.

Avanzo con la mamada y empezó a subir y bajar la cabeza sobre mi polla. No podía aguantarlo, me iba a correr, aunque aguanté para no hacerlo.

Pero ella mientras me la mamaba con sus dedos me masajeó levemente la parte entre los huevos y el culo, y no pude aguantarme me corrí sin ningún tipo de control.

Intente quitarle su cabeza de encima mía para correrme fuera pero ella hizo una especie de queja sin sacar mi polla de su boca, y me corrí dentro de su boca, completamente.

Siguió masturbándome mientras me corría y se tragaba literalmente todo mi semen.

Su marido, el cornudo de la hotwife, hizo un pequeño grito de placer y se corrió también, su lefa empezó a salir y le resbaló por su mano llegando hasta sus pantalones.

Ella me miró y me sonrió mientras veía como su marido se terminaba de correr. Se levantó, me tomó de la mano y le dijo a su marido "cariño, necesito un poco de intimidad con mi amante y me llevó a su habitación".

En la Habitación del matrimonio

Entramos y ella dejó la puerta entreabierto, quería que su marido viera como follábamos.

Entramos en la habitación y la abracé con ganas bajando mi mano hacia su coño, estaba bastante mojada, muy cachonda, mi rabo se levantó de nuevo.

Ella se giró y me preguntó "¿otra vez estás preparado?" "Si, claro" respondí.

Nuevo Polvazo

Nos tumbamos en la cama y ella se abrió de piernas, le besé el cuello, me encantaba su olor y fui bajando hacía sus tetas.

Le chupe los pezones que tenía bien duros, notaba como se retorcía, y directamente le metí mi polla que entró casi sola.

Empecé a follarla, primero lentamente, y cada vez subiendo más el ritmo.

En el momento final de cada entrada quería que me sintiera bien dentro, hacía un esfuerzo por llenarla de mi polla, sentía que lo gozaba.

Hotwife follando

Cada vez fue subiendo la intensidad de un auténtico polvazo que que los dos estábamos disfrutando.

Ella gemía y a mi esos gemidos me ponían cada vez más cachondo, sentí que se estremeció, se puso tensa y notaba su tensión corriéndose.

Yo no pude aguantar mucho más y me corrí casi seguido, no quería correrme dentro y fui a hacer el movimiento para sacarla.

Corrida dentro de su coño

Sin embargo, ella me abrazo con fuerza agarrándome el culo con sus manos y mis piernas con mis piernas y me dijo en bajito "córrete dentro joder", yo no podía aguantar más y me corrí como un adolescente, y todo dentro.

Quedé exhausto de ese maravilloso polvo, y me recoste a su lado en su cama de matrimonio.

En ese momento vi a su marido, el cornudo de la hotwife, en la puerta con la polla en la mano, la polla de él estaba flácida, por lo que indicaba que ya se había corrido.

Ella le invito a entrar en la habitación y que se sentase en un sillón que tenían dentro.

Me levanté un momento al baño, y les escuché hablar, ella le daba las gracias a él por permitirle haber tenido sexo conmigo.

Él le decía lo mucho que la quería y lo contento que estaba que estuviera disfrutando conmigo.

Salí un momento para decirles que me iba a tomar una ducha y ella se levantó de la cama y se metió conmigo en el baño.

Sexo En la Ducha

Dejando en esta ocasión la puerta bien abierta para que su marido, el cornudo de la hotwife, nos viera ducharnos.

Nos duchamos juntos y yo no pude evitar evitar empalmarme de nuevo, ella hacía que se me pusiera bien tiesa en cuanto nos rozábamos un poco.

Me pidió que la volviese a follar, la puse mirando hacía fuera de baño con sus tetas apoyadas en la cristalera para que su marido viera sus tetas bien pegadas al cristal.

La agarré por su cadera con una mano y con la otra me llevé nuevamente la polla a su coño, que volvió a entrar si casi empujar.

La excitación del cornudo

Mientras la follaba, la hotwife abrió sus manos y le hizo a su marido la señal del cornudo.

Él no paraba de pajearse y ella se estaba volviendo loca de placer viendo como se pajeaba él mientras yo la follaba.

En un momento la dije que me encanta lo puta que era, y ella me pidió que se lo repitiese una y otra vez, follame cabrón, me decía.

Y yo le preguntaba a la hotwife, "¿te gusta ... verdad puta?", "Si hijo de puta me llegó a decir".

A mi me puso tan bruto que la empecé a follar con todas mis fuerzas y lo más rápido que podía, sus tetas se golpeaban contra la cristalera.

Alcance a ver como su marido se corrió de nuevo, ya casi no le salía semen.

Echaba la cabeza hacía atrás del placer que le producía, ella se tensó completamente y dió un gritó mientras vi como sus pies se encojian en el suelo.

Y yo no puede aguantar más, y me corrí, nuevamente dentro de ella. 

Terminamos de ducharnos, nos secamos uno al otro.

Nos fuimos a la cama de nuevo, la abracé y nos quedamos medio dormidos.

Durmiendo con la Hotwife

Al rato sentí como me empalmaba de nuevo y mi polla se ponía en su culo, pero no quería despertarla.

Así que intenté dormir yo también, pero ella se había percatado de mi excitación y no quería perdérsela.

Me agarró la polla y empezó a masturbarme, yo directamente la puse a 4 patas y le metí mi polla.

Ella gemía como una diosa, esos gemidos hacían que yo estuviera cada vez más excitado, y no tardó mucho en volver a correrse.

La saqué la polla de su coño, escupí en su culo y le intenté lubricar su ano. Ella estaba super excitada, giro su cabeza, me miró y me dijo, adelante, métemela.

Follando el culo

Después de hacerle un poco de lubricación, empecé a meterle la polla por el agujero del culo poco a poco, no quería hacerle daño.

En algún momento ella tuvo alguna pequeña queja medio de dolor y placer, pero al final ya se la había metido casi todo.

Di un pequeño empujón y ella apretó fuerte el culo, noté como mi polla quedaba atrapada. Y empecé a moverme hacía delante y hacía atrás lentamente.

Y poco a poco cada vez más rápido, notaba como su culo a veces intentaba cerrarse, y atrapaba mi rabo, y ya no iba a dejar escapar un culo tan delicioso.

Poco a poco empezó a jadear, y el jadeo se fue convirtiendo en gemido y el gemido en grito hasta que se corrió de nuevo. Yo estaba muy cerca así que seguí hasta que no té que me corría también, dentro de su culo.

Terminamos, me fui al baño, después me vestí, le dí un beso a ella, y un apretón de manos a su marido, que me dijo "Gracias".

Y me fui de vuelta a casa. 

La hotwife es una novia folladora ahora

Al montar en mi coche para volver a casa tenía un estado de tranquilidad enorme, me había encantado la experiencia y además ahora tenía una novia para follar cuando nos apeteciera.

Le envíe un whatsapp en el que le decía que había sido una maravilla y le mandaba muchos besos. No contesto.

Al día siguiente, recibí un whatsapp de vuelta que decía que para ella había sido algo único y que quería volver a repetir.

Además, ahora tenía la bendición de su marido para follar conmigo cuando quisiera ella. Lo único que su marido le pedía era que luego se lo contara.

Y además me contó que, después de irme yo, echaron un polvo los dos de una forma tan intensa que hacía años que no echaban.

Hemos vuelto a quedar, y no sólo para follar, aunque principalmente para follar, pero también para ir al cine, cenar, etc, es una buena amiga. Es una maravilla tener una novia casada que te quiere principalmente para follar y con la que además te llevas de maravilla.

Muy recomendable!

 

 

Comments